relatos eroticos del dia 
Webs para adultos
Sitios gratis
El relato erótico del día.

Sumisa anal.

LLegamos a mi casa y lo primero que hizo mi esclava es meterse en la ducha ya que estaba sucia por el sudor de la noche que llevábamos.

Yo mientras preparaba un par de copas, me desvesti y me tumbe en la cama, ella no sabia que a mi me gustaba que me penetrasen analmente y la iba a enseñar que realmente yo era bisexual.

Cuando salio me vio tumbado abierto de piernas, con el rabo empalmado y metiendome un dedo por el culo.

Ella me dijo, no sabia que a ti tambien te gustaba que te dieran por el culo.

La dije si y espero que me complazcas como me merezco esclava.

Me dijo si amo y me dejo hacer mientras me daba un beso largo, luego bajo a mi pecho, a mi ombligo y se metio mi rabo en la boca, lo chupo, bajo a mis muslos y me dijo, dejame que te lubrifique tu ano.

Me saque el dedo y me empezo a comer mi agujero negro, metia la lengua dentro y eso me estaba gustando, notaba que me dilataba el agujero.

Cuando lo tenia bien ensalivado y lubrificado me introdujo un dedo sin dificultad, lo metio hasta el fondo, al principio empezo a moverlo en circulos, con lo que me removia la tripa y notaba que tocaba mis excrementos.

Lo saco y lo chupo con cara de viciosa, me introdujo dos dedos no me dolia, pues ya me habia metido cosas mas grandes por el culo, no me tocaba el pene, tan solo me penetraba ahora de afuera hacia dentro, tenia sus dos dedos completamente dentro.

Ella veia mi cara de placer y se notaba que a ella la gustaba verme asi, me dijo, me parece que necesitamos algo mas que mis dos dedos para darte placer amo.

Me dijo, me das permiso para ir a buscar algo mas grande amo, la dije si, pero no tardes, se levanto corriendo y fue hacia la cocina.

Aparecio con dos saleros, no muy largos, pero de unos 5 centimetros de ancho que eran de madera.

Los habia vaciado y metido en agua muy caliente para quitarles los restos.

Me pregunto si tenía vaselina, yo la dije si, en el baño. Fue a por ella y la dije para que quieres dos, me dijo, para hacerme yo lo mismo que a mi amo, -respondio-.

Se puso delante de la cama, agachada, enseñandome el culo, se metio un dedito hasta el fondo, mientras yo miraba, luego el segundo.

Se lo saco y lleno la parte delantera del salero con vaselina y se puso otro poco en la entrada de su culo.

Le costaba entrar, pero se lo metio, dejandose medio salero dentro de su culo.

Me dijo me duele un poquito, se lo acoplo y vino hacia mi, no se la salia, pues en el medio tenia como una pequeña hendidura la circunferencia del salero y entonces no se le movia para atras ni para adelante si no lo movia.

Me dijo ahora te toca a ti, yo la dije, dame zorra.

Hizo lo mismo que con ella, puso vaselina en la parte superior del salero y en mi ano.

Me lo fue metiendo despacito y cuando tenia lo mismo metido que ella, me dijo si tuvieramos una polla de goma, disfrutariamos mas, yo la dije, ya la compraremos, e incluso buscaremos una de verdad.

Me lo movia despacito primero, luego mas deprisa, ya empezaba a salir las gotitas de mi semen, no me la meneaba, pero por el placer me salian solas.

Ella sabia, que en cuanto me la chupase un par de veces me iba a correr.

La dije, espera un poco, quiero disfrutar todavia un poquito mas, seguia moviendome el salero en mi culo, cuando ya estaba muy cachondo, la dije, chupamela. Asi lo hizo y empece a soltarle toda mi corrida en su boca, se trago casi todo, me saco el salero.

Me acerque a ella, la di un beso en la boca con los restos de mi corrida y la dije, tu como estas. Muy cachonda mi amo, yo la dije, no te preocupes. Sin limpiar el salero que salio de mi culo, se lo introduje en el coño, estaba de pie, frente a mi, con un salero en el culo y otro que se movia freneticamente dentro de su coño.

Me dijo, me voy a correr, grito con fuerza, me agarro con sus manos mis hombros y se corrio como una gata salvaje.

Nos volvimos a duchar y la acompañe a su casa.

Al dia siguiente habiamos quedado con el hombre y su mujer en el bar.

Categoría: sumision, anal, objetos
- Contacta con la persona de este relato.
Copyright © 2005 - 2006 relatos eroticos del dia gratis